Noticias

Las oportunidades  en el mercado de capital dominicano
(Fuente: Periódico Listín Diario) Santo Domingo. El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, se reunió con el vicepresidente y tesorero de la Corporación Financiera Internacional (IFC), Jingdong Hua, para analizar el desempeño de la economía durante los primeros meses del año y pasar revista al apoyo de ese organismo internacional a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas-Mipymes.
Durante la reunión, celebrada en la sede del Banco Central, Jingdong Hua agradeció el respaldo de las autoridades dominicanas para que la IFC emitiera el llamado Bono Taino por un valor de RD$ 390 millones a finales del año pasado, lo que contribuyó con el financiamiento de dos importantes empresas, una del sector financiero y otra del sector eléctrico.
Hua le planteó a Valdez Albizu el interés de la IFC de participar en operaciones del mercado de valores para promover el financiamiento a los sectores productivos del país a bajas tasas y plazos largos, así como contribuir al fortalecimiento de las operaciones del mercado de capitales en República Dominicana. Destacó que con estos recursos, la IFC ha contribuido con el desarrollo de sectores de bajos ingresos, a través de financiamientos provistos por la banca local, para financiar viviendas y las Mipymes.
El gobernador Valdez Albizu reiteró que recientemente el Banco Central inició el proceso de liberación de RD$20,000 millones de encaje legal, con lo cual se espera reactivar la economía a través de préstamos a los sectores productivos, adquisición de soluciones habitacionales económicas y viviendas nuevas terminadas, comercio, micro, pequeñas y medianas empresas, así como préstamos de consumo personales.
Recordó que también el gobierno central utilizaría una parte de los recursos provenientes de los US$ 1,000 millones de bonos soberanos recientemente recibidos, para iniciar obras públicas prioritarias a nivel nacional. Igualmente, resaltó la importancia de la implementación de la Ley 189-11 sobre el Mercado Hipotecario y de Fideicomiso, con el objetivo de que pueda ponerse en marcha la construcción masiva de viviendas, con lo cual se logrará la colocación de títulos valores a largo plazo, para calzar préstamos destinados a la adquisición de viviendas, igualmente a largo plazo.